Un instrumento para el desarrollo de Chiva

 

Columna de opinión de Manu Clemente Silla, publicada en El Periódico de Aquí.

El gran acuerdo que supone la Agenda 2030, firmado por 193 países, traza una hoja de ruta para, entre otras cosas, construir un mundo más justo, frenar el cambio climático y avanzar en igualdad social. Este camino viene determinado por 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), de los cuales el número 11 aborda las “Ciudades y comunidades sostenibles”. Una de las metas más candentes en todos los pueblos y ciudades, es abordar las cuestiones referentes a movilidad sostenible. La estrategia #ChivaUrbanLAB, diseñada desde el Departamento de Desarrollo Urbano y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Chiva, ha querido abordar este ámbito para avanzar en un diseño de municipio más sostenible y que siente las bases para conectar y, por tanto, cohesionar todos los núcleos de población de Chiva. 

Un instrumento imprescindible para este desarrollo es disponer de un Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), del que Chiva carecía pero en poco tiempo será una realidad. Este proyecto fue iniciado en junio de 2021, siendo adjudicada la redacción del Plan a un estudio especializado en noviembre del pasado año. Durante estos meses se ha estado realizando los estudios y trabajos pertinentes. La cronología es importante en política. 

Ahora nos adentramos ya en la fase participativa. Y por ello, quiero animar a todas las vecinas y los vecinos de Chiva a rellenar una sencilla encuesta en el portal de Participación Ciudadana municipal (participa.chiva.es) desde el próximo día 1 hasta el 15 de abril. Además, para profundizar en las aportaciones, exposición del borrador y resolución de dudas, habrá un taller abierto a la ciudadanía el próximo jueves 7 de abril, a las 19:30h en el hall del Teatro Astoria. 

Caminar con comodidad y seguridad, construir infraestructuras, apostar por el transporte público, facilitar el uso de medios de trasporte sostenibles o mejorar la conexión entre todos nuestros núcleos de población y con los municipios colindantes, tanto para el tráfico rodado como a nivel ciclopeatonal, son grandes retos que las sucesivas Corporaciones deberán ir abordando progresivamente. Por suerte, contarán con un PMUS, la herramienta que colectivamente estamos creando. Se trata, en definitiva, de aprobar un cambio de paradigma en el modelo de desarrollo local que haga de Chiva un pueblo más habitable y a la altura del momento histórico.